21 jul. 2015

Aquello que se rompe con sólo nombrarlo...

Hoy os propongo un magnífico reportaje sobre la importancia juego en la infancia. El juego ha de ser libre, como el silencio. Es aquello que se rompe con sólo nombrarlo. Es aquello que se rompe con una intervención pedagógica finalista. Es aquello que se rompe con un juguete instructivo, superestructurado o carente de significado intrínseco.
Mi juguete favorito (por ahora): la arena. ¿Cuál es el tuyo?
Éste es un alegato por la infancia y su derecho al juego libre, ¡Muy emocionante!