5 ene. 2011

La noche de reyes

El mejor regalo que se puede hacer a un niño es un rato de nuestro tiempo. Siempre que pueden elegir, ellos prefieren jugar con una persona antes que hacerlo solos con un juguete maravilloso”. Ana M. Rubio
Hay una noche al año en la que los sueños de los niños (y las pesadillas de los padres) pueden hacerse realidad: la noche de reyes.

En algunos países, los regalos se reparten entre la familia el día 24 o 25 de diciembre, en otros los niños juegan por la casa y de repente aparecen los regalos en el árbol como por arte de magia, en otros se dejan calcetines que aparecen al día siguiente cargados de juguetes.
Aquí la noche de reyes se ha convertido para muchos en un producto de mercado en el que el fin (recibir muchos regalos) desvirtúa por completo los medios (se pierde la magia del momento). Me gustaría recordar algunas de las ideas que nos propone Jugar i Jugar para esta noche y recomendaciones para conseguir que este día tan esperado sea un placer para toda la familia.
La Magia de los reyes (por Jugar i Jugar): ¡Los Reyes han estado aquí! Mira mira! Se han dejado la puerta abierta! y oh! la mesa del salón la han cambiado de sitio! y... qué limpia está la casa, nos la han dejado reluciente! y... mira: restos de incienso, como el que le llevan al niño! y han dejado los vasos de agua vacíos (debían tener una sed...) Uaau! han traído flores! y esa música? la han puesto ellos? (Un columpio colgado del techo, música sonando al despertarse, una cabaña hecha de cartón y telas, un mueble descolocado, restos de la bebida que se han tomado los reyes, una carta, la casa limpia, un mensaje en el cristal...)
Los Reyes Magos son infinitamente creativos, incansables, traviesos, espabilados y mágicos. Y trabajan toda la noche, aunque no sabemos cómo, para sorprendernos a todos, a pequeños y a mayores.
Y qué juguetes necesita un niño? Estas son las recomendaciones que hace una pediatra que me parecen muy acertadas:

  • Los menores de un año no necesitan apenas juguetes (pueden manejar como máximo un solo objeto a la vez). Podéis ver los materiales en los primeros meses de vida que nos recomienda Marilú. Lo importante en esta etapa especialmente es alguien que le acompañe, que le mire y le hable y le quiera. 
  • Entre 1 y 2 años, los niños necesitan pocos juguetes; sólo pueden sostener dos cosas a la vez con las manos, pero ya están preparados para descubrir relaciones y adquirir habilidades (meter y sacar, montar y desmontar, encajar, encontrar similitudes, apilar, derribar, etc.). Las construcciones son un buen ejemplo de los juguetes idóneos para esta etapa.
  • Entre los 2 y los 5 años, se recomienda seguir con las construcciones y otros juguetes que estimulen la imaginación; es preferible, un muñeco sin pilas, para que todos los efectos los invente el propio niño. 
Os deseo que disfrutéis de esta noche y que traiga mucha magia, ilusión y fantasía.

Links | La noche de reyes | Los niños solos entre tantos juguetes

No hay comentarios:

Publicar un comentario